lunes, 19 de octubre de 2015

CARTAGENA, 4.


Hoy recorrido a pie, el sol arriba pleno, sombra por ningún lado, el propósito llegar hasta el centro histórico tras la huella de Gastón Lelarge y dibujar la cúpula y las torres de la Catedral (una de las más antiguas de América) que además en su historia tiene el "honor" de haber sido dañada por un cañonazo ordenado por el pirata Francis Drake.

La luz enceguecedora, el calor insoportable.


Arriesgando la vida, hice este bocetico y logré terminarlo en los quince minutos
casi a punto de evaporarme.



Del medio día hasta el atardecer, viaje a las Islas del Rosario, lo que equivale a decir mar y cielo de ida, aburrimiento, y mar y cielo de regreso.

Para rescatar, el paso emocionante a través del canal de Bocachica en medio del intenso fuego cruzado de la batería del Angel de San Rafael y el fuerte de San Fernando.




No hay comentarios:

Publicar un comentario