viernes, 28 de noviembre de 2014

ARQUITECTURA BOGOTANA, CERTIDUMBRE E HISTORIA

Hace algunos años, salir a dibujar por el sencillo gozo de hacerlo, indagar sobre Bogotá, vivirla, observar al detalle su patrimonio construido, y percatarme también de sus inexistencias, se fue convirtiendo en  algo así como un  trabajo de campo, cuyo informe son algunos bocetos, que al igual que la misma ciudad, no siempre son estéticamente  exitosos.



                                                                             Edificio Santa Fé, esquina nor-occidental Plazoleta del Rosario



A medida que iba dibujando los primeros edificios, la búsqueda del siguiente se fue convirtiendo en algo parecido a una investigación; había surgido así el proyecto personal Bogotá boceto a boceto, y como tal ahora debía  precisar los temas específicos, ubicarlos en el tiempo y en el espacio, etc., y después de tantos borrones y cuenta nueva, concluí que me interesan sus valores formales, porque finalmente la nuestra, la bogotana, es arquitectura reducida a formas y sin embargo certidumbre e historia, esta verdad revelada se convirtió en el “marco teórico”; entonces a inventariar los modelos arquitectónicos representativos que aun existen, procurar un recorrido lo más amplio posible, verificar información histórica y, al fin, determinar una selección definitiva de lo que quiero dibujar.